Ancash: La mejor lección

Un mensaje interiorizado de buenos hábitos

Los niños y niñas atendidos por Qali Warma se benefician también de Aprende Saludable, una estrategia conjunta de los ministerios de Salud, Educación y Desarrollo e Inclusión Social, que incluye evaluaciones médicas y el acceso a un servicio educativo de calidad.

Ancash 1Cuando uno le pregunta por su imaginación e iniciativa, Nélida Guillermo Salazar se los atribuye a sus padres. Patricia y Guillermo le enseñaron, desde muy chica, que solo el trabajo realizado con ambas cualidades trascendía en el tiempo. ¡Y vaya que aprendió la lección!Ancash 1 II

Al frente de la dirección de la Institución Educativa Nº 314, ubicada en Poyor, centro poblado del distrito de Yungar en Áncash, Nélida ha sabido suplir con inventiva las carencias de materiales que padece el centro. Mejor aún, ha sacado adelante proyectos para la mejora de la institución y su comunidad. Una de las medidas de su plan medioambiental, por ejemplo, consiste en reciclar las bolsas plásticas en prácticos individuales para promover la limpieza durante los desayunos y almuerzos brindados por Qali Warma. Para Nélida, los alimentos que proporciona el Programa son una de las razones para que los niños y niñas que tiene a su cargo se muestren más sanos y atentos en clases. Pero en vez de limitarse a agradecer el esfuerzo, ella lo engrandece. Le suma estrategias ambientales y promoción de buenos hábitos de aseo para favorecer aún más el desarrollo de pequeños y pequeñas. Es una convencida de que la unión hace la fuerza.

Gracias a sus enseñanzas, los estudiantes conocen la importancia de lavarse las manos antes y después de comer, cepillarse los dientes y asear el lugar donde se alimentan. Y, por supuesto, saben del enorme favor que se le  hace al ambiente cuando seleccionan y reciclan residuos sólidos.

Sus individuales son apenas la cumbre visible de un trabajo mucho más profundo. Prueba de ello es que en Poyor, los vecinos y vecinas han empezado a interiorizar el mensaje ecológico de Nélida y sus chicos y chicas, y por eso ahora ya no incineran las bolsas plásticas, sino las transforman en materia prima para elaborar bolsos, cartucheras y monederos. Hay un dicho que reza así: “Cuando sopla la tempestad del cambio, unos construyen refugios y se esconden… mientras otros construyen molinos de viento”. Desde niña, a Nélida nunca le asustaron los molinos.

 

Contáctenos

Para cualquier consulta, sugerencia o reclamo contáctenos al:

01-2019360

info@qw.gob.pe
Horario de Atención:Lunes a Viernes de 8:30 a.m. a 5:30 p.m

También puede enviarnos un mensaje al: