Qali Warma

Directores de plumón y mandil en Lambayeque

10 octubre, 2016

Entre sus manos, ahora tienen una nueva herramienta para educar. Han dejado atrás la tiza y la vieja pizarra de cemento para dar paso a una acrílica y con plumón. A ese cambio le han sumado también utensilios de cocina que les permiten preparar el desayuno escolar con los productos que entrega el Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma.

Directores de plumón y mandil en Lambayeque

Y es que Eduardo Nazario Rivas y Juan José De la Piedra Arévalo no solo tienen en común ser directores de colegios públicos sino que comparten su vocación docente con la de cocinar para sus alumnas y alumnos.

Eduardo Nazario dirige la Institución Educativa 11570, ubicada en el caserío de Conchucos en el distrito de Pátapo, provincia de Chiclayo, y Juan José De la Piedra Arévalo, está al frente del 10058 “Virgen de la Medalla Milagrosa” de la provincia de Ferreñafe.

Llegan a la institución educativa antes de la hora señalada, se colocan el mandil y se lavan las manos para preparar el desayuno escolar con los productos de calidad entregados por el programa social del MIDIS.

Eduardo cocina diariamente para 15 escolares. En el colegio donde está destacado es el único docente y no solo enseña números, letras o ciencias; también les da lecciones de cocina, a pesar que el curso de gastronomía no está incluido en la currícula.

Juan José, la tiene más difícil, al “Virgen de la Medalla Milagrosa” asisten diariamente 420 alumnos, los cuales se convierten en comensales. Por ello junto con las madres de familia que conforman el Comité de Alimentación Escolar (CAE) preparan el desayuno.

“Con el desayuno escolar ha mejorado el rendimiento de los alumnos, la alimentación es variada, les encanta lo que preparo, prueba de ello, es que todas las niñas y los niños vienen a tomar desayuno al colegio”, comenta risueño Eduardo Nazario.

“Había un restaurante en mi casa y pagar un chef resultaba muy oneroso, entonces aprendí a cocinar”, acota Juan José.

Ellos aprovechan el desayuno para enseñarles a los niños como sentarse en la mesa, como usar la cuchara o tenedor. En todos los momentos de la vida se aprende, coinciden Eduardo y Juan José.