Qali Warma

Expertos nacionales e internacionales resaltan aporte del Midis Qali Warma en el desarrollo social y económico del país

30 enero, 2019

– Durante dos días de discusión académica se analizó la política de nutrición y alimentación escolar en el país.

Expertos nacionales e internacionales resaltan aporte del Midis Qali Warma en el desarrollo social y económico del país

La alimentación escolar en el país requiere que se planteen nuevos retos y un redimensionamiento de las capacidades del Estado para resolver las inequidades en el país, a través de un acercamiento a las zonas rurales y a las de pobreza y pobreza extrema, afirmó la directora ejecutiva del Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma, Sandra Cárdenas Rodríguez.

Fue durante la clausura del Foro Internacional “Evidencias y Tendencias para Fortalecer las Políticas en Nutrición y Alimentación Escolar”, donde la funcionaria resaltó que Midis Qali Warma está pasando de ser un programa alimentario a convertirse en un Programa de Desarrollo de Capital Humano y de Protección Social para niñas, niños y adolescentes.

En la intensa jornada de dos días de trabajo, organizada por el Midis en coordinación con el Programa Mundial de Alimentos – PMA, expertos internacionales y nacionales en alimentación compartieron su experiencia y aportes a fin de contar con evidencias sobre el impacto de la nutrición y alimentación escolar en el desarrollo social y económico del país.

Así por ejemplo, Donald Bundy, quien fue especialista principal de Salud, Nutrición y Población en la Región África del Banco Mundial, señaló que la alimentación escolar es reconocida como una intervención rentable y un componente necesario del paquete esencial de intervenciones en Salud y Educación.

Harold Alderman, magister en nutrición de la Universidad de Cornell y doctor en economía de la Universidad de Harvard señaló que la alimentación escolar, generalmente, beneficia a la población más pobre cumpliendo una función de protección social. El experto también comentó que las escuelas pueden ser plataformas que ofrezcan servicios de salud, educación, desarrollo y otros, para la programación de intervenciones sanitarias, como la desparasitación, suplementación con hierro, entre otras.

En el primer día de la actividad, Pablo Lavado, investigador principal del Centro de Investigaciones de la Universidad Pacífico dio a conocer los resultados del estudio de evaluación de impacto de Qali Warma, donde se evidenció que el Programa social muestra efectos importantes en la atención y memoria en la población más vulnerable. Asimismo, destacó que los desayunos y almuerzos escolares generan un ahorro importante en los gastos de las familias más pobres.

Durante el segundo día del encuentro académico, Lena Arias, Oficial de Nutrición y Seguridad Alimentaria del PMA dio a conocer los resultados del estudio sobre la situación de quioscos, cafeterías y comedores escolares realizado en las regiones de Lima, San Martín y Cusco. Entre los principales hallazgos, indicó que se evidencia una alta demanda de los estudiantes por preparaciones caseras sin control sanitario y de alimentos procesados. También informó que las prácticas de higiene y manipulación de alimentos son aspecto que deben ser reforzados. “Estos resultados van a permitir analizar e identificar los principales nudos críticos en la regulación de estos espacios y asegurar la promoción de una alimentación saludable”, indicó al resaltar que ello implica el trabajo articulado y multisectorial con los sectores Salud y Educación, además de los gobiernos locales.

Experiencias piloto

Otro aspecto abordado fue el de las experiencias piloto que incluyen nuevas modalidades de compras, que permitan incorporar a productores locales.

Uno de estos ejemplos es el piloto desarrollado en Junín por Midis Qali Warma, donde 17 escuelas de la zona metropolitana de Huancayo son beneficiadas por la compra directa de hortalizas agroecológicas de los productores locales de la Asociación Ayllu Kushisha de Pucará, (integrada por 30 familias dedicadas a la agricultura familiar) a través de gobierno local.

Otro importante proyecto piloto se desarrolla en Ayacucho, donde se trabaja en forma articulada con productores del proyecto Haku Wiñay de Foncodes. En ese sentido, en el evento se evidenció la necesidad que Qali Warma continúe desarrollando mecanismos de compras a productores locales para diversificar la dieta, mejorar la economía local, incorporar los patrones alimentarios culturales y promover el acceso a alimentos frescos.

Unidad de Comunicación e Imagen
30 de enero de 2019
Nota de Prensa N° 23