Qali Warma

En provincia de Pallasca: No hay frío ni distancia que impidan estudiar en Tauli

26 junio, 2018

Las madres de familias también vienen de zonas alejadas, pero lo hacen con mucho gusto, pues saben que sus hijos están recibiendo alimentos muy nutritivos .

En provincia de Pallasca: No hay frío ni distancia que impidan estudiar en Tauli

No hay nada mejor que llegar a la escuela y recibir un desayuno escolar rico y calientito, sobre todo si para llegar has tenido que cruzar más de dos horas por un camino inhóspito, teniendo como único medio de transporte un burrito o un caballo.

Y es que el frío y la distancia no impiden que los niños y niñas de los centros poblados de Cerro Negro, Toma Tauli y Ututo lleguen diariamente a estudiar a Tauli, pues saben que antes de iniciar sus labores recibirán su desayuno escolar preparado por las madres de familia con los productos que les entrega el Midis – Qali Warma.

Tauli se encuentra ubicado a una hora del distrito de Conchucos, a más de 3700 m.s.n.m. y está rodeado por apacibles paisajes, envuelto de montañas y una espesa neblina que justifica la temperatura que llega a los 5 grados centígrados.

Por ello, director y madres de familia saben que deben llegar muy tempranito a la escuela para iniciar con la preparación del desayuno escolar que será consumido tan pronto vayan llegando los estudiantes.

Aquí no hay cabida para el machismo, todos comparten roles y se apoyan para la preparación de los alimentos.

“Recorrer largas distancias en una geografía tan accidentada no sería posible si los niños y niñas no están bien alimentados”, menciona Luis Enrique Suárez Mozarro, director de la Institución Educativa primaria unidocente N° 88180, en Tauli, mientras se coloca el mandil para ir preparando el bebible de hojuela de avena que será parte desayuno de sus estudiantes.

Las madres de familias también vienen de zonas alejadas, pero lo hacen con mucho gusto, pues saben que sus hijos están recibiendo alimentos muy nutritivos como quinua, quiwicha, conservas de pescado, pollo, entre otros, que son muy valiosos en el distrito de Conchucos considerado dentro del quintil de pobreza extrema, explica el docente.

“Yo estoy muy agradecida con Qali Warma, pues gracias a los alimentos que nos entregan, nuestros niños y niñas reciben desayuno y almuerzo en la escuela y así pueden resistir hasta que llegan a nuestra casa”, menciona Apolonia Alejandrina Acosta Valle, madre de familia y miembro del Comité de Alimentación Escolar (CAE)

A la salida, los estudiantes retornan a sus viviendas, pero antes consumen el almuerzo preparado con los productos que el programa social del Midis les entrega, y de inmediato cogen su caballo o burrito y emprenden el viaje de retorno a casa, a donde llegarán aproximadamente a las 3 o 4 de la tarde, pero eso no parece importarles pues se bien alimentados no hay frío ni distancia que impidan que pueda estudiar.

Unidad de Comunicación e Imagen
26 de junio del 2018
Nota de Prensa N° 221