Qali Warma

Qali Warma: monitores de gestión local supervisan gestión del servicio alimentario en más 4 mil colegios de Piura

08 octubre, 2020

Ellos se desplazan hasta las escuelas más alejadas de la región.

Qali Warma: monitores de gestión local supervisan gestión del servicio alimentario en más 4 mil colegios de Piura

Con el objetivo de garantizar la adecuada gestión del servicio alimentario en 4398 instituciones educativas públicas usuarias del Programa Nacional de Alimentación Escolar del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, monitores de gestión local de esta entidad realizan supervisiones presenciales y no presenciales, haciendo uso de herramientas tecnológicas.

Los monitores de gestión local son los responsables de supervisar y vigilar la adecuada gestión del servicio alimentario en cada una de las instituciones educativas. Ellos se desplazan hasta las escuelas más alejadas de la región.

A la fecha, en el marco de la emergencia sanitaria el programa en esta región ha realizado 21 mil 219 seguimientos remotos y 2019 supervisiones presenciales dirigidas a los Comités de Alimentación Escolar, quienes de manera organizada asumen el liderazgo para recibir, almacenar y distribuir los alimentos en los colegios.

Los monitores verifican que el proveedor entregue los alimentos de acuerdo a los lineamientos del programa, que los mismos sean almacenados adecuadamente, en ambientes limpios, iluminados y ventilados, verifican que la distribución se realice de manera equitativa entre todos los escolares de la institución educativa, que el CAE haya habilitado puntos para el lavado de manos, con agua y jabón, para las madres, padres o apoderados que ingresen al colegio, que se haya publicado la cantidad de alimentos que debe recibir cada usuaria y usuario del servicio y el cronograma y horarios para la respectiva entrega, a fin de evitar aglomeraciones, entre otros aspectos.

Asimismo, brindan la asistencia técnica al CAE, de manera presencial o remota, acerca de buenas prácticas de manipulación de alimentos, buenas prácticas de almacenamiento, alimentación saludable en el entorno familiar y escolar, así como  protocolos de bioseguridad a fin de prevenir el contagio del COVID -19.

Cabe indicar que antes de su desplazamiento a las instituciones educativas los monitores son sometidos a pruebas de descarte COVID-19; asimismo, cumplen con el uso obligatorio de mascarilla y el distanciamiento social obligatorio.

De manera paralela, vigilantes sociales del Comité de Transparencia y Vigilancia Ciudadana, Mesa de Concertación de Lucha Contra la Pobreza, Unidades de Gestión Educativa Local, subprefecturas, tenientes gobernadores, gobiernos locales, y rondas campesinas participan activamente durante la las etapas del servicio alimentario.

UNIDAD DE COMUNICACIÓN E IMAGEN
Piura, 8 de octubre de 2020